Edición 1, diciembre de 2017

Editorial

La vuelta a casa

Nací hace casi 60 años en Teruel. Formo parte de la séptima generación de aragoneses de mi familia paterna y otras tantas por la rama materna. He vivido y viajado por muchos lugares del mundo pero ahora, por fin, «he vuelto a casa». Después de un largo periplo he regresado a mis raíces, a la localidad donde mi tatarabuelo, Manuel Marina Martínez, ejerció la noble profesión de maestro prácticamente toda su vida.

Me llamo José Manuel, como mi padre y muchos otros miembros de nuestra familia, pero desde pequeño todo el mundo me conoce como Manel. Si bien es verdad que he vivido algunos años en Cataluña, el apodo es anterior. Quizás, quién sabe, fue resultado de una abreviatura infantil. Sea como fuere, ese nombre me ha acompañado toda mi vida y estoy encantado de ser quien soy: ante todo un aragonés orgulloso de serlo.

A primeros de octubre, procedente de Barcelona y por motivos que no creo necesario explicar, «aterricé en Calamocha» con la maleta cargada de ilusiones y con infinitas ganas de volver a empezar. Conmigo viajaban una oenegé, una empresa, una revista y mil ideas para desarrollar. Pero sobre todo mi equipaje estaba repleto de mucha ilusión, la que le pongo cada día a la vida para seguir adelante.

El reencuentro con mis raíces ha ido, y sigue yendo, mejor que bien. Estoy feliz. Feliz por la acogida, por los viejos y por los nuevos amigos, por los miles de recuerdos que atesoro en mi corazón, por la simpatía de la gente y, como no, por sentir nuevamente que estoy en un lugar en el que se me acepta tal y como soy. Esta es la tierra que me vio nacer y la que he elegido para empezar una nueva etapa de mi vida, quizá la definitiva.

¡Consigue nuestra última edición!

Si quieres estar al día de nuestros reportajes, o disponer de nuestra revista física.

Y dicho lo dicho, hablemos de uno de los principales proyectos que venían en mi equipaje: la revista. Soy editor de libros, revistas y blogs desde hace más años de los que quiero recordar. La Tajadera es una nueva publicación que nace en Calamocha para Calamocha y su comarca. En ella, como podéis ver en este número de presentación, tienen cabida todas aquellas personas, empresas, comercios, iniciativas y eventos, nacidos y relacionados con nuestra tierra.

Esta revista pretende ser una forma nueva y distinta de reflejar y compartir el dinámico entorno social, económico y cultural de la comarca, en la que los protagonistas serán los propios vecinos, sus proyectos, su economía, su cultura, su historia y su paisaje. En definitiva, La Tajadera quiere ser el medio de comunicación local por el que fluyan los proyectos, las vivencias y la historia de Calamocha desde un punto de vista humano y personalizado. Esta es mi forma de contribuir al desarrollo y el progreso y de esta querida comarca del Jiloca. Y en esta tarea me gustaría contar con la colaboración de todos vosotros.

Un fuerte abrazo y un brindis por el futuro. Manel Marina